Uniones roscadas

 

Uniones roscadas para atar y para mandrilar. Las uniones de atar, se ajustan a las mangueras, mediante el enrollamiento mecánico externo, de alambre Galvanizado. Por ser robustas y su fuerte sujeción, las hace aptas para que sean utilizadas, en donde se requieran grandes exigencias. Las uniones para mandrilar, se ajustan a las mangueras, mediante la expansión mecánica de un aro de cobre, que se introduce en la parte interna de la misma.